13.9.15

La Falsa "Crisis de los Refugiados"


Por  Thierry Meyssan

Una ola de emoción cayó brutalmente esta semana sobre los pueblos que viven en los países de la OTAN. Y bruscamente tomaron conciencia del drama de los refugiados que tratan de cruzar el Mediterráneo, tragedia que dura desde hace años, ante la permanente indiferencia de la opinión pública europea.

El cambio se debe a la publicación de una fotografía que muestra al público el cuerpo de un niño ahogado, depositado por las olas en una playa turca. Poco importa que esa imagen sea una grosera escenificación: los cuerpos devueltos por el mar quedan en posición paralela a las olas, nunca perpendicularmente a ellas. Poco importa también que en menos de 2 días casi todos los diarios de los países de la OTAN hayan publicado instantáneamente la misma imagen en primera plana. Ya se sabe lo libre y pluralista que es la prensa occidental.

Trabajando en el mismo sentido, las televisiones multiplicaron en estos días los reportajes sobre el éxodo de miles de sirios, a pie, a través de los países balcánicos. Particular atención prestaron al paso de esas personas a través de Hungría, país que comenzó construyendo una inútil valla de alambre de espino antes de tomar, una tras otra, toda una serie de decisiones contradictorias que dieron a las televisiones la posibilidad de filmar repetidamente la multitud de migrantes caminando a lo largo de las vías férreas y tomando los trenes por asalto.

«En reacción» ante la conmoción que habían suscitado en sus conciudadanos, los dirigentes europeos, «sorprendidos» y contritos, ahora discuten acaloradamente sobre la manera de socorrer a estos refugiados. Antonio Guterres, ex presidente de la Internacional Socialista y actual Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, intervino en el debate entre estos dirigentes preconizando «la participación obligatoria de todos los Estados miembros de la Unión Europea». Y agrega que: «Según estimados preliminares, los países europeos tienen una necesidad potencial de aumentar las oportunidades de reinstalación en 200 000 plazas.»

¿Cuál es realmente el problema? ¿Quién está explotándolo y con qué objetivo?

Los refugiados del Mediterráneo

Desde el inicio de la «primavera árabe», en 2011, el número de personas que trata de cruzar el Mediterráneo y de entrar en la Unión Europea ha aumentado considerablemente, sobrepasando incluso el doble de cifras anteriores, y se elevó en 2014 a 626 000 personas.


JPEG - 14.4 KB
Flujo de migrantes hacia la Unión Europea (en cientos de miles)
Fuente: Eurostat


Sin embargo, contrariamente a la idea generalizada, no se trata de una oleada de migrantes nunca vista e imposible de asimilar. En 1992, aunque la Unión Europea se componía entonces de sólo 15 de los 28 Estados que actualmente la integran, estaba recibiendo proporcionalmente más migrantes que en este momento: 672 000 por 380 millones de habitantes. Existe, por lo tanto, un considerable margen antes de que los migrantes lleguen a desestabilizar la economía de la Unión Europea, que hoy cuenta 508 millones de habitantes.

Más de 2 tercios de esos migrantes son hombres de entre 18 y 34 años, según sus propias declaraciones. Así que, por lo general, no se trata de familias.


JPEG - 17.3 KB
Proporción de hombres entre los migrantes que entraron a la Unión Europea en 2014.
Fuente: Eurostat 
 

Contrariamente a la idea que están divulgando los medios de prensa, menos de un tercio son refugiados provenientes de zonas de guerra. Sólo un 20% son sirios, un 7% son afganos y un 3% son iraquíes.

O sea, los otros 2 tercios no provienen de países en guerra y son principalmente migrantes por razones económicas.

En otras palabras, el fenómeno de las migraciones está sólo marginalmente vinculado a la «primavera árabe» y las guerras. Los pobres están abandonando sus países para probar suerte en los países ricos, en total correspondencia con el orden postcolonial y con la lógica de la globalización. Este fenómeno, después de haber disminuido desde 1992 y hasta 2006, se ha reactivado y ahora va en aumento. Pero lo cierto es que actualmente equivale a un 0,12% anual de la población europea, o sea –manejado correctamente– no representa a corto plazo ningún peligro para la Unión Europea.

¿Son los migrantes un problema?

 

Este flujo de migrantes despierta inquietud en los pueblos europeos. Pero los grandes empresarios alemanes lo acogen con regocijo. En diciembre de 2014, el «patrón de patrones» alemán, Ulrich Grillo, escondía hipócritamente sus intereses tras una fachada de buena voluntad al declarar a la agencia DPA: «Somos desde hace mucho un país de inmigración y debemos seguir siéndolo». Y agregaba que «como país próspero y también por amor cristiano al prójimo, nuestro país debería permitirse a sí mismo acoger más refugiados». También afirmaba: «Yo me distancio muy claramente de los neonazis y de los racistas que se reúnen en Dresde y en otros lugares». Y, con un poco más de seriedad, «Debido a nuestra evolución demográfica, garantizamos el crecimiento y la prosperidad con la inmigración» [1].

Este discurso retoma exactamente los mismos argumentos que presentaban los empresarios franceses en los años 1970. Otro elemento a tener en cuenta es que hoy en día la población europea dispone de cierto nivel de educación y de calificación, algo de lo que carece la gran mayoría de los migrantes, que estarán por consiguiente más dispuestos a aceptar ciertos tipos de empleos que los europeos rechazan. Progresivamente, la llegada de mano de obra no calificada y dispuesta a aceptar condiciones de vida inferiores a las de los europeos suscitó en el pasado tensiones en el mercado laboral. El empresariado francés favoreció entonces la llamada «reunificación familiar». La ley de 1976, la interpretación que de ella hizo el Consejo de Estado en 1977 y la jurisprudencia de la Corte Europea de Derechos Humanos desestabilizaron ampliamente la sociedad. El mismo fenómeno puede observarse en Alemania desde que se adoptaron disposiciones similares a aquellas con la inclusión, en 2007, de la reunificación familiar en la legislación alemana sobre la inmigración.

Contrariamente a otra idea generalizada, los migrantes económicos no plantean un problema de identidad para Europa, pero su ausencia sí constituye un problema para sus países de origen. Y también plantean un problema social en Alemania, donde –debido a la política estimulada por Ulrich Grillo– la clase obrera ya está siendo víctima de una feroz explotación.

En todos los demás países donde se han aplicado ese tipo de políticas, no son los migrantes económicos los que han representado un problema sino la posterior reunificación familiar.

¿Quién fabrica la imagen actual de «crisis de los refugiados»?

 

Desde el inicio del año 2015, el cruce ilegal de la frontera de Turquía hacia a Hungría, que costaba 10 000 dólares, bajó a 2 000 dólares por persona. Hay ciertamente traficantes de personas que son verdaderos esclavistas, pero también hay gente que ayuda a los migrantes en el cruce de las fronteras simplemente porque quieren ayudar a personas en dificultad. En todo caso, cabe preguntarse ¿quién paga la diferencia?

Por otro lado, al principio de la guerra contra Siria, Qatar imprimía pasaportes sirios falsos y los entregaba a los yihadistas de al-Qaeda para que pudieran convencer a los periodistas de la prensa atlantista de que eran «rebeldes sirios» y no mercenarios extranjeros. Pero actualmente, algunos traficantes de personas están entregando pasaportes sirios falsos a migrantes de otras nacionalidades. Y los migrantes los aceptan pensando, acertadamente, que esos pasaportes falsos han de facilitarles la entrada en la Unión Europea. En efecto, como los Estados miembros de la Unión Europea han cerrado sus embajadas en Siria –con excepción de la República Checa y Rumania– ahora no tienen cómo verificar la autenticidad de esos pasaportes.

Hace 6 meses, yo expresaba mi sorpresa ante la ceguera de los dirigentes de la Unión Europea, señalando que no percibían la voluntad de Estados Unidos de debilitar a sus países, incluso mediante la «crisis de los refugiados» [2]. El mes pasado, la publicación Info Direkt señalaba que, según los servicios de inteligencia de Austria, el éxodo de refugiados sirios hacia Europa estaba siendo orquestado por Estados Unidos [3]. Es una imputación que está por verificar, pero también constituye una hipótesis sólida.

En todo caso, todos estos acontecimientos y manipulaciones carecerían de gravedad si los Estados miembros de la Unión Europea pusieran fin a la reunificación familiar. El único verdadero problema no sería entonces la entrada de los migrantes sino la tragedia de los que mueren en el intento, tratando de cruzar el Mediterráneo, precisamente la única realidad que no moviliza a ningún dirigente europeo.

¿Qué trama la OTAN?

 

La OTAN, o sea el brazo armado internacional de Estados Unidos, no ha reaccionado. Pero, según sus nuevas misiones, la alianza atlántica se reserva la posibilidad de intervenir militarmente ante los grandes flujos migratorios.

Sabiendo que sólo la OTAN dispone de la capacidad de “incrustar” una información tendenciosa o simplemente falsa en la primera plana de todos los diarios de sus países miembros, es altamente probable que ese bloque militar esté organizando la actual campaña. Además, el hecho que esa campaña esté presentando a todos los migrantes como refugiados que huyen de las zonas de guerra y la insistencia sobre el origen supuestamente sirio de todos estos migrantes hacen pensar que la OTAN está preparando una acción pública relacionada con la guerra que secretamente dirige contra Siria.


[1] «Allemagne: le patronat veut plus de réfugiés» [En español, “Alemania: los patrones quieren más refugiados”], AFP, 23 de diciembre de 2014.
[2] «La miopía de la Unión Europea ante la estrategia militar de Estados Unidos», por Thierry Meyssan, Red Voltaire, 27 de abril de 2015.
[3] “Insider: Die USA bezahlen die Schlepper nach Europa!”, Info Direkt, 5 de agosto de 2015. «Acusan a Estados Unidos de financiar el éxodo de refugiados hacia Europa», Red Voltaire, 13 août 2015.

27.6.15

De Venezuela Canserbero (2014)






Les suplico no se asusten si no me reconocen
si mi gesto es diferente o si mi voz varia
no estoy poseído, ni estoy loco, ni oigo voces
júzguenme por mi discurso que no desvaría


No se preocupen por la marihuana que he fumado
ni por las noches en vigilia leyendo poesía
preocúpense por sus defectos que no son menos malos
y cuando quieran comparamos

He sido acusado de Nasi, de racista, de cristiano, de Budista
de asesino, de loco, de traidor, hasta de artista
de extraterrestre y terrorista, de mesías, de demonio
de portador de amor o de microbios

De satánico, de pederasta, de homofobico, de plasta
y yo los escuche sin decir basta
pero lo que para mi es obvio, para otros no
y al contrario por eso es que considero necesario
que así como yo sonriendo soporte sus argumentos
les recuerdo que ahora ustedes no pueden descartar estos

Los acuso de pendejos, todos llenos de complejos
influenciables, ciegos dominados por sus egos
egoístas, masoquistas, ergotista, inflexibles
fanáticos, parásitos, rateros corruptibles

Ni siquiera pueden soportar cuatro verdades dime...
como coño se razona con cañones que reprimen
traicioneros, envidiosos embusteros, mentiroso insensatos
no ven más realidad que las de sus datos

No se creen sus mentiras por más que se las plantean
alardean, el orgullo los arrastra a la hoguera
en el fondo lo saben, pero no quieren creerlo
como el tema Ovni, primero tienen que verlo

Me han acusado de brujo y que de la confianza abuso
cuando me han robado y dedicado tabacos incluso
dicen que son paranoias, lo que para mi son fobias
y hasta tontas las acciones que han orquestado en mi contra
espionaje, chantajes, difamaciones, visajes
pero me hago el loco para vacilarme sus disfraces

Pocos los que son serios y los que tienen criterio
y los que van, con la conciencia limpia al cementerio
se también quienes son falsos, pero igual les doy la mano
porque aunque me digan hippie, en el fondo somos hermanos

He buscado en libros y en el extranjero alguna cura
poniendo en peligro incluso hasta mi propia cordura
para decir algo noble, para mujeres y hombres
para ricos, para pobres, habitantes de este orbe

He visto el abismo enorme de la matriz multiforme
que te absorbe y no conforme las esperanzas te rompe
a la par he vuelto al barrio, he padecido lo precario
porque si no sufro como todos, no podre cantarlo

Me han ofrecido mil pieles y mil joyas y mil mieles
y les duele que soy fiel a mis principios y mujeres
mujeres que me inspiran a cantarles cantaleta
con siluetas, que me hace suspirar como cometas

Polvo somos y en polvo nos convertiremos
Epa! En la calle nos vemos...
caras vemos corazones no sabemos
toco cambia, pero al menos tu llevas volantes y frenos (x2)

Así es como yo la dreno, con la musa entreno
saboreo mis estrenos, para no abusar de lo bueno
me temo que sueno pleno y algunos conciertos lleno
por eso me tiene el ojo puesto en el lapicero

Bolígrafos, micrófonos, audífonos, tinteros
pendiente con los párrafos que escribe Canserbero
no les parece patéticos que les moleste tanto
un raperito decrepito, raquítico, excéntrico

No sean tan entre pito, tan poco tan estúpido
evite los estrépitos, dándose los de intrépidos
los dioses no dan créditos al que gana sin méritos
los dioses no dan créditos al que gana sin méritos

Polvo somos y en polvo nos convertiremos
Epa! En la calle nos vemos...
caras vemos corazones no sabemos
toco cambia, pero al menos tu llevas volantes y frenos

Caras vemos corazones no sabemos
Epa! En la calle nos vemos
polvo somos y en polvo nos convertiremos
todo cambia pero tu llevas volante y frenos
!Al menos no! !Al menos no!

Oh...
Can can en le mic
De Venezuela
Zona Sur Studios
Araldo en el Beat
la Kamikaze studios por aquí
señores esto es Rap!
señores y señoras!

22.3.15

Obama se quitó la careta


 

Al final del carnaval, Barak Obama se sacó la careta de Nobel de la Paz, y como presidente de EEUU dio una orden ejecutiva -sin necesidad de pasar por el Congreso- para declarar como “emergencia nacional” a Venezuela por su “amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad nacional y política exterior” de EEUU. No creo que ningún estadounidense se haya sentido o se sienta amenazado por Venezuela. Lo que no ha cambiado, son las apetencias de Washington por adueñarse del petróleo venezolano.

La Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) rechazó las sanciones -a las que calificó como amenaza injerencista a la soberanía y al principio de no intervención en los asuntos internos de otros Estados- y solicitó a EEUU derogar el decreto donde se cataloga a Venezuela como una amenaza inusual y extraordinaria para su seguridad. Los cancilleres, reunidos en Quito, también pidieron a EEUU resolver sus diferencias con Venezuela mediante el diálogo, y no con la imposición de sanciones que violan todo derecho internacional.

Si bien no hay duda de la agresividad imperialista, sí la hay respecto de sus capacidades para llevarla adelante. Su preocupación mayor quizá sea la germinación de las semillas que sembró Hugo Chávez, no solo en América Latina. La provocación de Obama se trata de una escalada de guerra sicológica y una preparación para un mayor intervencionismo. Los estrategas estadounidenses quieren descarrilar los gobiernos progresistas en la región. Apoyan e incitan la desestabilización en Argentina y Brasil, preocupados por los abruptos cambios incluso en Europa (Grecia y España, principalmente), con movimientos promovidos por el pensamiento y acción del líder bolivariano.

En lugar de una invasión inmediata a Venezuela, seguramente EEUU persistirá con la guerra económica, el terrorismo mediático, el acoso político, la acción militar limitada a partir de comandos paramilitares enviados desde Colombia, y el debilitamiento de la unidad en la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB). “Están buscando muertos y sangre para desestabilizar a Venezuela”, señaló el presidente Nicolás Maduro.

Pero además, lo que busca EEUU es debilitar los organismos de integración en los que Venezuela tiene mayor influencia, como Alba, Petrocaribe, Mercosur, y de allí en adelante, Unasur y Celac, y destruir el Banco del Sur. Asimismo, tensionar a la diplomacia y los medios contra Venezuela, poner a prueba la solidaridad regional, y facilitar las acciones violentas dentro del país, para estimular la desestabilización, el descontento y el caos.

Las intenciones estadounidenses parecen quedar en evidencia cuando el Nuevo Herald de Miami informa que Petróleos de Venezuela (PDVSA) quedó bajo la lupa de las autoridades financieras estadounidenses, luego de que el Departamento del Tesoro encontrara a la empresa estatal venezolana inmersa en una gran operación de lavado de dinero, dictamen que podría tener graves repercusiones en las futuras operaciones del principal pilar económico del país sudamericano.

Por el estado de emergencia, Obama obtiene poderes excepcionales que le permiten, por ejemplo, imponer sanciones o congelar ciertos bienes (¿tendrá en la mira a la petrolera Citgo, de capitales venezolanos?).

Obama no fue nada original: repitió el verso que sus antecesores y él usaron para invadir tantos países: sin siquiera ruborizarse, dijo estar “comprometido en hacer avanzar el respeto por los derechos humanos”, aun cuando su país jamás firmó la Convención Americana sobre Derechos Humanos, e impuso la tortura aberrante en Abu Ghraib y en Guantánamo. Es el mismo país que reconoció que mintió sobre las armas de destrucción masiva en Iraq (no las hubo hasta que llegaron sus tropas) y el acusado de armar ejércitos fundamentalistas para desestabilizar regiones; es donde rige la impunidad policial para asesinar jóvenes negros.

La contraofensiva de EEUU y la derecha latinoamericana insiste en desacreditar gobiernos legítimamente electos para derrocarlos de una u otra forma. Es a esto lo que la nueva terminología de la derecha llama “transición”, lo que ha terminado en golpes burdos en Paraguay y Honduras, y en operaciones más sofisticadas, con importante apoyo mediático, que inducen movilizaciones supuestamente no partidistas, como está haciéndose ahora en Argentina y Brasil.

En Venezuela aquellas primeras campañas mediáticas de inicios de milenio instigaron movilizaciones “apolíticas” y culminaron en un cruento golpe de Estado. Luego, tras la elección de Nicolás Maduro, reprodujeron el esquema suponiendo que sin Chávez eso podía resultar… pero no lograron derrocar al gobierno.

Venezuela va a elecciones legislativas antes de fin de año, con una derecha fragmentada que ahora se envalentona en su obstinación golpista, y que busca un relevo constitucional. Si la oposición ganase, podría convocar a un referéndum para revocar el mandato presidencial. Lo que falta por saber es si el chavismo irá unido.

UN ATAQUE A LA REGION 

Con esta medida, Obama se quita la careta y desnuda a su país como potencia intervencionista en vísperas de la Cumbre de las Américas, en abril, en Panamá, donde el proceso de normalización de relaciones con Cuba ofrecía una notable oportunidad de reacercamiento con América Latina.

En realidad, las amenazas de Obama no son solo contra Venezuela, sino sobre todo contra América Latina. De las acciones injerencistas de todo tipo, pasó ahora a hechos más concretos. El salto cualitativo es evidente: de la repetición de comunicados y declaraciones de funcionarios de primera y segunda línea, se pasa a un decreto firmado por el mismísimo Obama.

El presidente Nicolás Maduro dijo que Obama “eligió su camino” contra Venezuela y aseguró que Obama asumió la desestabilización directamente en sus manos por el fracaso de varios intentos anteriores para terminar con su gobierno, entre los que contabilizó el portazo opositor en la designación de autoridades de poderes públicos, en noviembre del año pasado, hasta el intento golpista con aviones militares que -insistió- pretendía llevarse a cabo en la segunda semana de febrero de este año.

Los argumentos ofrecidos ofenden la sensibilidad y la inteligencia de millones de latinoamericanos y abochorna a millares de ciudadanos pensantes en EEUU, señala el escritor y académico panameño Nils Castro. De nada vale la mojigata explicación de que con tal iniciativa se cumple un requisito legal norteamericano. No por eso deja de ser una torpeza que vuelve a dejar mal parado al presidente Obama, también ante sus asociados europeos, que rápidamente se han distanciado de ese discurso y sus inevitables consecuencias, añade.

“El imperio se está afincando para tratar de destruir el mal ejemplo que constituye Venezuela, porque hemos resistido durante 16 años todo tipo de amenazas y de acción”, aseveró Roy Chaderton, embajador venezolano ante la OEA. El chileno José Miguel Insulza, saliente secretario general de la OEA, afirmó que el consejo permanente del organismo debe analizar el conflicto entre EEUU y Venezuela y “ojalá pueda hacerlo con un espíritu constructivo”. Un saludo a la bandera.

El gobierno cubano se preguntó cómo amenaza Venezuela a EEUU, a miles de kilómetros de distancia, sin armas estratégicas y sin emplear recursos ni funcionarios para conspirar contra el orden constitucional estadounidense. La declaración de Obama suena poco creíble y desnuda los fines de quienes la hacen, reza el comunicado cubano. Y resalta que nadie tiene derecho a intervenir en los asuntos internos de un Estado soberano ni a declararlo, sin fundamento alguno, como “amenaza” a su seguridad nacional.

Incluso la opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD) señaló que “Venezuela no es una amenaza para ningún país. Son las políticas del actual gobierno venezolano las que amenazan y coartan el derecho de nuestros ciudadanos a vivir y progresar en paz”. Mientras, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana pidió “cerrar filas ante la agresión” a Venezuela del gobierno de EEUU, al que acusó de impulsar “desmesuradas acciones injerencistas e imperialistas”.

En años recientes, EEUU ha declarado estados de emergencia respecto a países como Ucrania, Sudán del Sur, República Centroafricana, Yemen, Libia o Somalia. La explicación de que se trata de un procedimiento “legal normal” ya usado con países como Irán, Siria o Birmania, entre otros, lleva a muchos a preguntarse qué paralelos pueden existir entre la situación venezolana y la de gobiernos que Washington consideró hostiles y hasta peligrosos para la paz mundial.

MILITARES Y FISCAL NO GRATOS 

Obama incluyó en el anexo de su decreto de “bloqueo de la propiedad y suspensión de entrada de ciertas personas que contribuyen a la situación en Venezuela” a seis militares y una fiscal, Katherine Harringhton. La concentración del ataque de Obama contra los militares no es nueva: hace pocas semanas el blanco fue Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional, a quien un ex integrante de la custodia del comandante Chávez acusó en el [ultraderechista] diario español ABC de ser un “capo” del narcotráfico.

A algunos sorprendió el incremento repentino de la retórica agresiva contra Venezuela, justo después de la visita de los cancilleres de Unasur a Caracas para promover el acercamiento entre oposición y gobierno. Esa presencia regional significó una derrota política importante para la derecha golpista de Venezuela y para el conjunto de la oposición.

El mensaje fue claro, aunque la prensa hegemónica continental prefirió no difundirlo: Unasur no avalará ningún intento de interrumpir la democracia en Venezuela; todos los Estados, sin excepción, rechazarán cualquier intento de desestabilización del orden interno o externo que se presente en Venezuela; las elecciones parlamentarias (de septiembre) son el mejor medio para dirimir diferencias.
El malestar de los dirigentes golpistas de la oposición venezolana puede explicar que EEUU se haya precipitado en este irrespeto a la soberanía venezolana. Parece que les cuesta entender que ya no existe el patio trasero. Se les acaba la paciencia tras esperar casi 16 años que se termine por las buenas (las urnas) o por las malas, este proceso bolivariano. Quizá esté cansado de tanta frustración (y recursos desperdiciados) ante un pueblo que sigue sosteniendo mayoritariamente al gobierno democrático y popular. 

¿UN PROBLEMA DE PACIENCIA? 

Lo cierto es que si bien no existen las condiciones objetivas ni subjetivas para una invasión a Venezuela, EEUU está creando las condiciones a la espera de una favorable correlación de fuerzas en América Latina y el Caribe, y de un grado de conflictividad social que pueda crearse en Venezuela, resultado de la intensa campaña internacional de terrorismo mediático y, sobre todo, de que las fuerzas sociales y políticas que apoyan la revolución bolivariana sigan unidas.
La intervención armada en la actualidad puede ser de otro tipo, como un bloqueo naval con barcos estadounidenses y no permitir la salida de petróleo venezolano durante algunos meses, lo que fortalecería el golpe económico que se ha venido intentando y, complementada con acciones directas opositoras en lo interno y con paramilitares desde Colombia que podrían provocar una guerra civil. Así, se tendría la excusa para invadir.

El bloqueo a Cuba no se termina y ya se estaría iniciando un nuevo bloqueo a otro país latinoamericano. Por medio de su declaración sobre Venezuela, Obama parece crear condiciones para justificar el uso de fondos públicos estadounidenses para financiar grupos mercenario-terroristas y sus acciones contra objetivos civiles y militares en Venezuela, justificadas en la “responsabilidad de proteger” a supuestos estudiantes y dirigentes opositores que los medios internacionales dicen “son víctimas de la más cruel dictadura”, plan para el cual Washington viene invirtiendo fondos presupuestales en los dos últimos años, sin lograr éxito.

Quizá la transición geopolítica hacia un mundo multipolar incomoda excesivamente al gobierno de EEUU, sobre todo después de la cumbre Celac-China. Washington no encuentra cómo recuperar su hegemonía unipolar, que comenzara a perder cuando Venezuela inició, a principios de este milenio de la mano de Hugo Chávez, el camino de la integración y la unidad latinoamericano-caribeña. Hugo Chávez ganó cuatro veces consecutivas la disputa presidencial y Nicolás Maduro una.

En Argentina, Néstor y Cristina Kirchner vencieron también en tres ocasiones sucesivas; en Brasil, Lula da Silva ganó dos veces y Dilma Rousseff otras dos; en Bolivia, Evo Morales venció tres veces; en Ecuador, Rafael Correa también logró tres victorias ininterrumpidas; en Uruguay, el Frente Amplio (con Tabaré Vázquez y Pepe Mujica) ganó tres. La oposición en la región sólo ha logrado cambiar de signo político mediante golpes antidemocráticos, tanto en Honduras como en Paraguay. Hasta el momento nunca por la vía electoral.

En Venezuela, ni la muerte de Chávez, ni los dos años complejos en lo económico, ni la caída de los precios del petróleo, ni los intentos de desestabilización mediante las guarimbas con sus muertes, han permitido cambiar el gobierno que hasta el momento es apoyado por la mayoría venezolana cada vez que se acude a una cita electoral. Este es un año de elecciones parlamentarias en Venezuela, y el año próximo se podría convocar a un acto revocatorio. EEUU parece haber tirado la toalla de la vía electoral como lo hizo en 2002 cuando apoyó el golpe contra Hugo Chávez.

Torpeza absoluta si supieran desde el Norte que cada vez que el enemigo de afuera saca sus garras, adentro, en Venezuela, la mayoría social se vuelve a unir, sin fisuras, priorizando esta unión frente a cualquier debate que pueda surgir en relación a los nuevos desafíos internos. Para desesperación de la Casa Blanca, según últimas encuestas realizadas por firmas como Hinterlaces e ICS, el 92% de los venezolanos están en contra del intervencionismo de EEUU.

Punto Final

Aram Aharonian
 
Fuente: http://www.lahaine.org/mundo.php/obama-se-quito-la-careta


19.11.14

Wish You Were Here



So, so you think you can tell
Heaven from Hell,
blue skies from pain.
Can you tell a green field
from a cold steel rail?
A smile from a veil?
Do you think you can tell?
And did they get you trade your heroes for ghosts?
Hot ashes for trees?
Hot air for a cold breeze?
Cold comfort for change?
And did you exchange a walk on part in the war
for a lead role in a cage?How I wish, how I wish you were here.
We’re just two lost souls swimming in a fish bowl,
year after year, running over the same old ground.
What have we found?
The same old fears,
wish you were here.

https://www.youtube.com/watch?v=K22qJ-VikTo

Album.
https://kickass.so/pink-floyd-wish-you-were-here-t145265.html

Wish You Were Here es una canción de Pink Floyd lanzada en el álbum homónimo de 1975. La letra de la canción muestra los sentimientos de alienación del escritor Roger Waters hacia otras personas y hacia él mismo, así como desilusión por la música. Así como la mayoría del álbum, también se refiere en parte al ex miembro de Pink Floyd, Syd Barrett, fallecido en julio de 2006. El riff principal fue compuesto por el guitarrista (y vocalista en la canción) David Gilmour mientras tocaba su guitarra acústica en los Estudios Abbey Road. Gilmour luego colaboró con Waters, que había escrito parte de la letra, para terminar la canción.

En el álbum, la canción comienza desde el final de "Have a Cigar" sin un intermedio de silencio entre ambas. En la transición se escucha el sonido de una radio cambiando de emisoras, y finalmente se detiene en una donde "Wish You Were Here" comienza. Gilmour tocó la introducción en una guitarra de doce cuerdas, procesada para sonar como si estuviera siendo tocada por medio de una vieja radio de transistores, y luego grabó en una toma extra un solo de guitarra acústica en sonido real. Este pasaje fue mezclado para dar la impresión de que el guitarrista está tocando en una sala, con la radio. Esta parte también contiene un chillido casi inaudible que cambia lentamente de tono, como si estuviera recibiendo interferencias de radio AM.

Durante el primer solo, a los 26 segundos, se escucha una pequeña tos, seguida de una corta aspiración a los 31 segundos. Se ha rumoreado que durante la grabación el hábito de fumador de Gilmour le hizo toser durante el solo y que renunció a este hábito cuando escuchó la tos durante la mezcla. Esta versión fue desmentida en el sitio oficial de Gilmour en el 2006, pero fue eliminada de la página web poco después. Parece ser que la tos y la aspiración se dejaron como un "accidente feliz" para dar carácter a la canción.

El riff se repite en toda la canción y se acorta cuando Gilmour toca varios solos con acompañamiento de canto "scat". Al final de la canción, el solo final se cruza con sonidos de viento (reminisciente de "One of These Days" del álbum de 1971 Meddle), y finalmente entra hacia la segunda sección de la suite "Shine On You Crazy Diamond".


18.10.14

La hora del deber

15.6.14

UN PUNTO AZUL PÁLIDO

El origen de las siguientes líneas se sitúa en 1990, en el preciso instante en el que la sonda Voyager-I alcanzaba los 6.000 millones de kilómetros de distancia con la Tierra, a punto de abandonar nuestro Sistema Solar. En ese momento, Carl Sagan convenció a los responsables de la misión para que una de las cámaras que equipaba la sonda girara 180º y tomara una imagen de nuestro planeta


El resultado, es un punto azul pálido, la décima parte de un pixel, viajando por la inmensa oscuridad del espacio (la coloración de la foto se corresponde con aberraciones cromáticas originadas por el Sol sobre la lente fotográfica). Y estas fueron las palabras que Carl Sagan escribio.

UN PUNTO AZUL PÁLIDO

Desde este lejano punto de vista, la Tierra puede no parecer muy interesante. Pero para nosotros es diferente. Considera de nuevo ese punto. Eso es aquí. Eso es nuestra casa. Eso somos nosotros. Todas las personas que has amado, conocido, de las que alguna vez escuchaste, todos los seres humanos que han existido, han vivido en él. La suma de todas nuestras alegrías y sufrimientos, miles de ideologías, doctrinas económicas y religiones seguras de sí mismas, cada cazador y recolector, cada héroe y cobarde, cada creador y destructor de civilizaciones, cada rey y campesino, cada joven pareja enamorada, cada madre y padre, cada niño esperanzado, cada inventor y explorador, cada profesor de moral, cada político corrupto, cada “superestrella”, cada “líder supremo”, cada santo y pecador en la historia de nuestra especie ha vivido ahí —en una mota de polvo suspendida en un rayo de sol.

La Tierra es un escenario muy pequeño en la vasta arena cósmica. Piensa en los ríos de sangre vertida por todos esos generales y emperadores, para que, en gloria y triunfo, pudieran convertirse en amos momentáneos de una fracción de un punto. Piensa en las interminables crueldades cometidas por los habitantes de una esquina de este píxel sobre los apenas distinguibles habitantes de alguna otra esquina. Cuán frecuentes sus malentendidos, cuán ávidos están de matarse los unos a los otros, cómo de fervientes son sus odios. Nuestras posturas, nuestra imaginada importancia, la ilusión de que ocupamos una posición privilegiada en el Universo… Todo eso es desafiado por este punto de luz pálida. Nuestro planeta es un solitario grano en la gran y envolvente penumbra cósmica. En nuestra oscuridad —en toda esta vastedad—, no hay ni un indicio de que vaya a llegar ayuda desde algún otro lugar para salvarnos de nosotros mismos.

La Tierra es el único mundo conocido hasta ahora que alberga vida. No hay ningún otro lugar, al menos en el futuro próximo, al cual nuestra especie pudiera migrar. Visitar, sí. Colonizar, aún no. Nos guste o no, por el momento la Tierra es donde tenemos que quedarnos. Se ha dicho que la astronomía es una experiencia de humildad, y formadora del carácter. Tal vez no hay mejor demostración de la locura de la soberbia humana que esta distante imagen de nuestro minúsculo mundo. Para mí, subraya nuestra responsabilidad de tratarnos los unos a los otros más amable y compasivamente, y de preservar y querer ese punto azul pálido, el único hogar que jamás hemos conocido.

7.6.14

Aniversario en la vieja Europa, otra vez Normandia.




Obama ha iniciado en Varsovia su actual visita a Europa. No por casualidad. Polonia es el aliado más solícito con el viejo propósito de Washington, mantenido a lo largo de toda la posguerra fría, de impedir un entendimiento en materia de seguridad europea entre la UE y Rusia (la ya olvidada hoja de ruta de la Carta de París por una nueva Europa de Noviembre de 1990). Sin eso, se complica cualquier fluida relación política y económica entre Moscú y Bruselas, se mantiene el sentido de la OTAN como bloque contra Rusia, y, sobre todo, se conjura el peligro de una política exterior europea autónoma y menos indecente. Es decir; se mantiene bien amarrado el vector europeo que es una de las cuatro grandes prioridades de la política imperial americana, junto con la contención de China, impedir que Rusia levante cabeza y mantener a raya a los BRIC´s.
 
La visita de Obama a Europa tampoco aportará nada nuevo en Normandía, con respecto a la de Bush en 2004. Donde entonces estaba la “guerra contra el terrorismo”, hoy están los drones, Libia, Siria, y… Ucrania, donde se está llevando a cabo una considerable matanza de adversarios al régimen prooccidental con utilización de los más potentes recursos militares (un espejo del Maidán, pero a lo bestia), ante la habitual impasibilidad informativa que merecen los muertos que no cuentan. Obama va a utilizar la memoria del soldado Ryan, como hizo Bush en 2004, para promocionar la receta tradicional: forjar un frente euro americano contra el resto del mundo.


En una clave conservadora respecto a su tradición histórica imperial, Europa como proyecto resulta del todo inservible. Esa es la gran divisoria del debate sobre el futuro de la Unión Europea, por más que no se hable de ello: a qué mundo queremos contribuir, al solidario y sostenible, o al caótico-militarista. ¿Una Europa social, capaz de aprender de sus errores y sensible a cómo otros ven el futuro del mundo, o a la que se instala en su biografía de inventora del desastre industrial, del imperio moderno y de la destrucción masiva, de la que Estados Unidos es hoy paradigma indiscutible?
Este texto de 2004 sobre el aniversario de Normandía es actual también, porque mientras todo eso está en marcha, sigue aumentando la inducida ignorancia de las jóvenes generaciones sobre los datos más básicos de la Segunda Guerra Mundial en Europa.

* * * * * * * * *

Muchos creen que John Wayne y el soldado Ryan salvaron a Europa del fascismo, que Angloamérica salvó al viejo continente, poco menos que en solitario, y que el desembarco en Normandía fue la gran acción decisiva. No fue así.

Ni el curso de la guerra, ni la derrota del fascismo, se decidieron allá. Los principales héroes no fueron John Wayne ni el soldado Ryan, sino gente de apellido eslavo que murió por un país que ya no existe. Los escenarios realmente decisivos fueron; Moscú, Leningrado (Peterburgo), Stalingrado (Volgogrado), y Kursk.

En el frente del Este, el Tercer Reich perdió 10 millones de soldados y oficiales muertos, heridos y desaparecidos, 48.000 blindados y vehículos de asalto, 167.000 sistemas de artillería. 607 divisiones fueron destruidas. Todo ello representa el 75% de las pérdidas totales alemanas en la Segunda Guerra Mundial.

La diferencia en la escala militar es aplastante. En las playas de Normandía se registraron 10.000 muertos aliados, 4.300 de ellos británicos y canadienses y 6.000 americanos. En las grandes batallas del este, los muertos se contaban en centenares de miles. En la batalla de Moscú participaron unos 3 millones de soldados y 2.000 tanques. La URSS utilizó allí la mitad de su ejército, Alemania una tercera parte. En el Alemein, una batalla importante del otro frente, los alemanes disponían entre 60.000 y 70.000 soldados.

La escala del sufrimiento humano también es incomparable. La geopolítica de Hitler no tenía prevista la existencia de un estado ruso en Europa y en su escala racista los eslavos estaban muy abajo. La guerra en el este era a vida o muerte, muy diferente a la del oeste. Las ciudades y los pueblos eran destruidos, frecuentemente con sus habitantes. Murieron uno de cada cuatro habitantes de Bielorrusia, uno de cada tres de Leningrado, Pskov y Smolensk. Centenares de Oradur-sur-Glane.

El esfuerzo angloamericano en el continente no empezó hasta que, en 1943, quedó claro que la URSS había parado el embate y que la derrota de Alemania era inevitable. Con otra actitud seguramente se hubieran evitado muchos muertos. Pero, ¿habría habido “segundo frente” si las cosas le hubieran ido bien a Hitler en el este?

Desde la firma del acuerdo británico-soviético sobre acciones militares comunes contra Alemania de julio de 1941, Stalin pedía la apertura de un “segundo frente” en Europa, es decir un desembarco aliado que aliviara la presión soportada por la URSS. La respuesta se demoró mucho.

El invierno de 1941, con los alemanes a las puertas de Moscú, fue crítico. Aquel año la URSS sufrió la mitad de las bajas militares de toda la guerra, 9 millones entre muertos, heridos y presos (dos terceras partes de los 27,6 millones de muertos soviéticos en la guerra fueron civiles), pero sólo recibió el 2% del total de los suministros que sus compañeros de coalición le enviaron durante toda la guerra.

Los documentos desclasificados de los archivos soviéticos están llenos de declaraciones de aliados occidentales que abundaban en la inconveniencia de apresurarse. ¿Por qué no dejar que las dos fieras se devoraran entre sí?

Visto desde Moscú, los angloamericanos desembarcaban en los lugares más alejados y menos relevantes para aliviar la presión sufrida por la URSS; primero en el norte de África (noviembre de 1942), luego en Sicilia (julio del 43), a continuación dos veces en Italia continental (en septiembre del 43 y en enero del 44), y sólo a menos de un año del fin de la guerra (en junio del 44) en Normandía.

Para entonces, el ejército soviético ya hacía 6 meses que había llegado a la frontera polaca de preguerra. Las democracias debían darse prisa si querían tomar alguna posición en Europa y evitar que “los rusos” volvieran a llegar a París, como habían hecho en el pasado.

Una manifiesta desconfianza presidió la alianza antifascista soviético-occidental desde sus mismos inicios. Sus motivos eran muchos y diversos. De parte occidental se acepta, por ejemplo, que el pacto germano-soviético de 1939 evidenció el parentesco entre nazismo y estalinismo. De las vergüenzas de las democracias, de su actitud ante el fascismo en vísperas de la guerra y de sus parentescos imperiales con Hitler y Mussolini, apenas se habla. Seguramente a causa de su manifiesta actualidad.
En vísperas de la Segunda Guerra Mundial, aquellos políticos democráticos de Europa y América que luego “salvarían a Europa” mantenían un idilio con Hitler y Mussolini. Estados Unidos había apoyado al dictador italiano desde su llegada al poder en 1922. Sus desmanes se comprendían, porque conjuraban la amenaza bolchevique. Las inversiones americanas en Italia y en la Alemania fascista no disminuían, sino aumentaban, en los años treinta.

“Hitler ha prestado grandes servicios no solo a Alemania, sino a toda Europa Occidental, al cerrar el paso al comunismo (…) por eso es legítimo ver en Alemania un muro de contención occidental del bolchevismo”, decía en 1938 el Secretario de exteriores británico, Lord Halifax.

Sobre la base común de aquella contemporización, Londres y Berlín podían llegar a un “entendimiento”. Halifax estaba dispuesto a conceder a Alemania todo lo que pidiera; “Danzig, Austria y Checoslovaquia”, con tal de que esas anexiones se llevaran a cabo, “de forma pacífica y evolutiva”.

Los principios de aquella Europa se habían retratado igualmente en su actitud ante la República Española.

La idea de que los proyectos de Hitler eran asumibles, que todo el mundo podía integrarse en ellos, y que la amenaza estaba en otra parte, era común en los gobiernos de la Europa de finales de los 30. Con Neville Chamberlain como jefe de gobierno en Londres y Edouard Daladier en París, las democracias calificaban de “paz con honor” la entrega de Checoslovaquia al Reich practicada por la Conferencia de Munich.

El ministro de exteriores polaco, Jozef Beck, prometía apoyar la reclamación nazi sobre Austria y tener en cuenta los intereses del Reich ante un “eventual ataque (polaco) contra Lituania”. El embajador polaco en París, Lukaszewicz, explicaba a sus colegas norteamericanos que lo que estaba en juego en Europa era una lucha entre el nazismo y el bolchevismo, en cuyo campo incluía a “agentes de Moscú” como el Presidente checoslovaco, Edvard Benes. “Alemania y Polonia pondrán a los rusos en fuga en tres meses”, decía el embajador, en vísperas de que la agresión contra su propio país marcara el inicio “oficial” de la Segunda Guerra Mundial.

Para entonces, aquella guerra tenía ya ocho años de historia en el mundo. El mundo de los dominios imperiales de Asia y África, donde la guerra, el atropello, la invasión y el racismo, no contaban, mientras no colisionaran con los propios intereses.

En 1931 los japoneses se habían apoderado de un trozo de China mayor que Francia. En 1933 y 1935 habían expandido su invasión a otras tres provincias chinas, practicando su guerra química y bacteriológica con experimentos en la población civil.

En 1935 Italia invadía Abisinia, con el Mariscal Badoglio utilizando gas mostaza contra la población civil.

En julio de 1939 el gobierno británico declaraba, “reconocer por completo la situación actual en China”.

Ni Londres ni Washington protestaron o se opusieron al ataque japonés contra Mongolia, retaguardia de la URSS, a partir de mayo de 1939 y que, en la batalla de Jaljyn Gol, produjo más muertos que toda la campaña de la invasión alemana de Francia.

No pasaba nada y el encargado de la “India Office”, Leopold Amery, explicaba por qué con toda claridad, al defender la agresión japonesa contra China en la Cámara de los Comunes; “si condenamos lo que Japón ha hecho en China, tendremos que condenar igualmente lo que Inglaterra hizo en Egipto y la India”.

En un libro escrito en una prisión británica entre abril y septiembre de 1944, coincidiendo con el desembarco de Normandía, Nehru, fundador de la nueva India explicaba así la situación: “Tras algunas de aquellas democracias había imperios en los que no había democracia alguna y donde reinaba el mismo tipo de autoritarismo (racista) que se asocia con el fascismo, así que era natural que aquellas democracias occidentales sintieran algún tipo de unión ideológica con el fascismo, por mucho que les disgustara algunas de sus expresiones más vulgares y brutales”.

“La política británica había sido casi ininterrumpidamente profascista y pronazi”, recapitulaba Nehru en su celda del Fuerte de Ahmadnagar, pero todo se acabó, cuando se vio que aquel “aliado natural”, aquel pariente, se volvía contra los intereses occidentales.

“Se hizo cada vez más obvio que, pese al deseo de calmar a Hitler, éste se estaba convirtiendo en el poder dominante en Europa, desmontando por completo el antiguo equilibrio y amenazando los intereses vitales del Imperio Británico”.

El resultado fue una alianza forjada sobre las circunstancias y la estupidez de Hitler, quien, si hubiera atacado primero a la URSS en lugar de atacar a Polonia, habría sido aplaudido por las democracias. Esta idea fue expresada al final de la guerra por el propio Hitler en un texto poco conocido.

En febrero de 1945, Martin Bormann recogió varios monólogos de Hitler que tienen valor de testamento político. Dos meses antes del final, Hitler coincidía en ellos, con la tónica de los políticos británicos y americanos de antes de la guerra, al reflexionar sobre los errores que habían conducido a la derrota.

La campaña contra Rusia era “inevitable”, decía. Su problema era haberla desencadenado en un momento poco adecuado. La guerra en dos frentes había sido un error, reconocía, pero la responsabilidad última era de americanos y británicos, con quienes habría sido posible llegar a un acuerdo.

“La guerra contra América es una tragedia”. “Ilógica y carente de todo fundamento”. Sólo la “conspiración judía contra Alemania” la había hecho posible.

Cargada de delirios, su mirada al futuro, contenía un pronóstico del mundo bipolar que se avecinaba: “Con la derrota del Reich y la aparición de los nacionalismos asiáticos, africanos y puede que sudamericanos, sólo quedarán en el mundo dos potencias capaces de confrontarse; Estados Unidos y la Rusia soviética. Las leyes de la historia y de la geografía, las empujarán hacia una prueba de fuerza, sea militar o económica e ideológica”.

El aparato de propaganda y relaciones públicas más formidable de la historia ha fabricado su leyenda sin apenas fisuras. Hollywood, la industria mediática en manos de magnates, los sistemas de alimentación oficial de esa industria y, por supuesto, el ejército de conformistas bien pagados encargado de transmitirla, han escrito la versión más conveniente. La historia es suya. Llegamos así al discurso de George Bush en la celebración del aniversario del desembarco.

Reivindicando lo único positivo que la intervención militar extranjera de Estados Unidos tiene en su haber en más de medio siglo, el Presidente vende su actual cruzada.

Obteniendo la merecida gratitud que los franceses, italianos, belgas y holandeses le deben al soldado Ryan, pretende mantener el vasallaje europeo ante la larga lista de crímenes impunes cometidos por el militarismo americano desde entonces.

El hombre que, según las encuestas, encarna la guerra y promueve la desestabilización global, para la mayoría de los europeos, habla hoy en Normandía de moral, de libertad y de principios, y recibe el tributo y el aplauso de los dirigentes de la “vieja Europa”.

La generosidad y el heroísmo de los 10.000 caídos en aquellas playas francesas sirve, así, para reivindicar su “guerra contra el terrorismo”, la destrucción de los frágiles rudimentos del derecho internacional y del control de armamentos, la agresión preventiva o “humanitaria”, el armamentismo y la banalización del uso del arma nuclear en guerras convencionales. Es el momento de recordar quién era el máximo representante de esas mismas tendencias en el mundo de hace 60 años.

La guerra no la ganó el soldado Ryan en Normandía, pero un indigno peligroso reivindica su gloria.

(*)Este texto se publicó en el Diario de Pekín el 4 de junio de 2004.

Rafael Poch

 http://blogs.lavanguardia.com/berlin/aniversario-en-la-vieja-europa-otra-vez-normandia-13395#more-743
 

3.4.14

Desiertos




Con el desierto ante ti, no digas: ¡Qué silencio!
Dí: No oigo.
 
Con el desierto ante ti, no digas: ¡ qué aridez !
Di: ¡ qué extraña belleza


Con el desierto ante ti, no digas : ¡ qué inmensidad !
Di: ¿por dónde comienzo?


Con el desierto ante ti, no digas: ¡ qué pobreza !
Di: ¿qué más necesita mi pensamiento?


Con el desierto ante ti, no digas: ¡ qué soledad !
Di: soy lo que conmigo llevo 


Con el desierto ante ti, no digas: ¡ qué oscuridad !
Di: no veo, pero lo siento


Con el desierto ante ti, no digas: ¡ qué sed !
Di: ¿cuánto preciso beber? 


Con el desierto ante ti, no digas: ¡ imposible vivir !
Di: la vida es lo que he de aprender


Con el desierto ante ti, no digas: ¡ qué cansancio !
Di: ¡ cuánto camino por recorrer ¡ 


Con el desierto ante ti, no digas: ¡ no puedo más !
Di: si las dunas avanzan, yo también


Con el desierto ante ti, no digas: me doy por vencido
Di: seguiré, aunque quizás no llegue a mi destino


Con el desierto ante ti, no digas: ¡ no hay nadie más !
Di: todos tenemos desiertos que atravesar y desiertos que coincidir


Con el desierto ante ti, no digas: la arena me abrasa
Di: con la arena se construyen casas 


Con el desierto ante ti no digas: estoy perdido
Di: tiene que haber algún camino


Con el desierto ante ti, no digas: jamás saldré
Di: lo que tiene comienzo tiene su fin.


Cuando estés ante tu desierto, 

piensa,no temas, 

Cuando estes en un desierto aprenderas lo más cierto.

Anonimo Touareg

22.3.14

Balcanizacion de Ucrania: Ajedrez ruso frente a las canicas de EEUU/Europa





Al día siguiente de la masiva votación en Crimea a favor de su retorno a Rusia, las bolsas reflejaron la charla entre los mandatarios de Estados Unidos y Rusia para una des-escalada y limitar los daños: descenso del oro negro y amarillo, y alza de las acciones. ¿Se acentúan las grietas globales?

Existe una balcanización de factoen el seno de la Unión Europea (UE) que ya se reflejó económica y financieramente entre su norte avasallante y los humillados del sur, menos hostiles a Rusia.

Crimea se separaba mientras se realizaba un silenciado referendum de secesión de Venecia, en espera de los próximos referenda de Cataluña y Escocia, sin contar Quebec ni el contencioso incandescente de Transnistria/Moldova.

No fue una buena semana para Estados Unidos/OTAN/UE desde Crimea hasta Serbia, donde resucitaron los rusófilos en las urnas. ¿Efecto dominó de balcanizaciones?

Se fractura también la santa alianza nor­atlántica hasta en las sanciones, de por sí emasculadas, contra el Kremlin: Gran Bretaña, inigualable en la perfidia geopolítica, juega doble financieramente, mientras Francia no desea romper sus ventas militares a Rusia, cuando la canciller Angela Merkel exhibe su patética novatez geoestratégica.

Las balcanizaciones y sus respectivas cajas de Pandora son de doble vuelta y también se pueden diseminar a la región islámica del Cáucaso: Daguestán y Chechenia, lo cual obliga a un acomodamiento de Rusia con Turquía y Arabia Saudita, no se diga con Irán.

Dimitry Rogozin, viceprimer ministro sancionado y mandamás de la industria militar rusa, colocó en Twitter un mensaje sarcástico para el presidente de Estados Unidos: “Camarada (sic) @BarackObama, ¿qué haremos aquellos que no tenemos cuentas ni propiedades en el extranjero. ¿No pensó en ello?” Agrega en otro twitt: pienso que algún bromista preparó el borrador de las sanciones del presidente de EU.

El arquitecto conceptual de la política de Estados Unidos hacia Ucrania, Rusia y sus alrededores, Zbigniew Brzezinski –ex asesor de Seguridad Nacional de Carter e íntimo de Obama–, después de su silencio de una semana, comentó en Twitter quela decisión de China para no sumarse a Rusia al veto de la resolución de la ONU es un golpe mayúsculo (sic) a Putin.

A mi juicio, China no votó en contra para no indisponer a Putin y su abstención se debió al prurito que le provocan las potenciales balcanizaciones en sus tres relevantes provincias: la budista Tíbet, la islámica Xinjiang y Mongolia, en donde se encuentran las sicalípticas huellas centrífugas de Estados Unidos.

Se equivoca de nuevo el rusófobo Zbigniew Brzezinski, a quien desmienten los mismos chinos: China cooperará con Crimea (¡supersic!) después de que la situación se estabilice (ITARTASS, 18/3/14).

Marina Koren ( National Journal,18/3/14) comenta que el aislamiento de Putin por Occidente no lo detendrá, ya que su nueva jugada muestra que está listo para un nuevo orden global.

En forma convergente con el académico israelí-estadunidense Stephen Cohen (ver Bajo la Lupa, 16/3/14), el zar geoenergético globalVlady Putin afirmó en su mensaje sobre el retorno de Crimea a la madre Rusia que Occidente había cruzado la línea roja en Ucrania al apoyar a la oposición y al poner en peligro a los rusos, lo cual obligó a Moscú a defender sus intereses.

El regaño de Vlady es severo a sussocios occidentales, quienes habían sido poco profesionales e irresponsables con su corta visión. No pensaron las consecuencias. Rusia se encontró en un estadio en donde no podía rendirse. Si uno oprime el colchón muy fuerte, rebota. ¡Superuf!

Vlady se quejó amargamente de que Moscú, mientras buscaba un diálogo cordial, era engañado (sic) todo el tiempo por Occidente. Fustigó aOccidente de aceptar la balcanización de Yugoslavia, por la vía militar, y luego la secesión de Kosovo, así como de haber azuzado laprimavera árabe que se tornó uninvierno árabe. ¡ Troppo forte!

Sara Carter ( The Blaze, 18/3/14) aduce que las sanciones contra Rusia pueden señalar el inicio de la tercera guerra mundial y cita a Kevin Freeman, analista financiero global versado en guerra financiera y terrorismo –consultor del Pentágono, la CIA y la FBI–, quien advirtió queRusia, con sus aliados como China, puede mutilar (sic) el sistema financiero de EU.

Kevin Freeman comenta que elverdadero riesgo con las armas (sic) económicas es que los rusos reaccionarán y crearán una tercera guerra mundial, ya que este es un juego de pollos (¡supersic!) muy rudo al que estamos jugando, mientras Putin es muy serio.

Pues sí: Vlady Putin juega magistralmente al ajedrez en el tablero global, mientras Occidente(whatever that means) juega a las canicas bajo los reflectores propagandísticos multimediáticos que forman parte de su panoplia bélica desinformativa.

La visión desde Irán, país multisancionado por Estados Unidos/UE, es que las sanciones sin dientes (¡supersic!) de Washing­ton tendrán respuesta similar en Rusia.

La tripleta Estados Unidos/UE/OTAN se malacostumbró a los kakistocráticos Gorbachov y Yeltsin, y ahora habrá entendido a su cuenta y riesgo que Rusia, en la fase de su resurrección con Putin, no se deja(rá) humillar como sus antecesores.

La advertencia del portavoz de la presidencia rusa, Dmitry Peskov, es prístina: Rusia cambiará de socios (¡supersic!) en caso que se impongan sanciones económicas de Estados Unidos y la UE (BBC, 18/3/14).

¿Los nuevos socios de Rusiaserían los BRICS y el Movimiento de los No Alineados de 120 países y, en un descuido, hasta la Organización de la Conferencia Islámica?

Más allá de la cacofonía desinformativa de los multimedia occidentales, Red Voltaire (18/3/14) adelanta que existe un acuerdo tras bambalinas entre Estados Unidos y Rusia sobre tres aspectos fundamentales: 
1) la redacción de una nueva Constitución en Ucrania, que definirá los siguientes parámetros: el idioma ruso será oficial junto al ucranio, y las regiones dispondrán de amplia (sic) autonomía (sic)

2) la federación protegerá a los rusófilos de la parte oriental de Ucrania, y 

3) la neutralidad de Ucrania entre Estados Unidos y Rusia, la cual epitomizará, a mi juicio, su finlandización de facto.

Red Voltaire se da el lujo de publicar un documento de trabajo de Rusia que al parecer aceptó John Kerry, secretario del Departamento de Estado.

El portal galo comenta que Obama ha tirado la toalla. El complot (sic) estadunidense destinado a poner fin a la influencia de Rusia en Ucrania y a incluir a este último país en la UE parece haber fracasado. El regreso de Crimea a la Federación Rusa y el voto masivo de la población a favor de ese paso han confirmado el fracaso total de los planes de Estados Unidos y su principal objetivo: sacar a los rusos de Sebastopol y cerrarles a la vez la puerta del Medio Oriente. Ni más ni menos que la tesis de Bajo la Lupa.

Concluye Red Voltaire: Habrá que ver los golpes bajos (sic) que van a tratar de inventar los neoconservadores para modificar la situación.

¿Se trasladó el añejo Muro de Berlín a Kiev?

Autor Alfredo Jalife.
alfredojalife.com
Twitter: @AlfredoJalife
Facebook: AlfredoJalife

8.2.14

Conociendo 29 Tribus

http://www.beforethey.com

Kazako. Mongolia


Los Banna. Etiopia


Guaranis. Amazonas


Los Huli. Papua


Una Ladakhi. India


Tibetanos


El autor Jimmy Nelson

http://www.beforethey.com